lunes, 20 de junio de 2011

¡Me presento!


Estado de ánimo: Risueña
MSN: Off 
Canción: Off
Hora del día: Madrugada
Salud: Ok!
Escritorio: Ordenado
Peso: 95 kg


Bienvenidos a mi blog, Estrella Fugaz.
Soy Valquiria, una chica con la imperiosa necesidad de crear un rincón particular donde poder relatar mi día a día junto con mi nueva compañera: la dieta. 
Llevaba mucho tiempo queriendo escribir sobre cómo me siento acerca de mi condición física y de cómo se puede llegar a transformar la vida de uno con esfuerzo y superación. Las intenciones que tengo con este blog son las de escribir de vez en cuando para recordarme a mí misma que no debo dejar la dieta, porque he pasado ya por muchos fracasos a lo largo de mi vida y es muy duro darte cuenta de que otra vez has fallado. Digamos que lo estoy tomando como un método terapeútico, un "suplemento".
Bueno, de momento no daré muchos datos reveladores sobre mí, soy una persona bastante tímida e introvertida, hablar de este tema abiertamente es un paso bastante importante para mí y sé que me va a costar lo suyo, me siento como un homosexual saliendo del armario en condiciones adversas, ya sé que parece muy tremendista mi comentario pero realmente así es como me veo en esta primera entrada de este primer blog.

Como podéis observar en el listado junto al avatar del día, soy una joven de veintitantos y peso 95 kg. El sobrepeso es mi amargura desde que nací, siempre ha estado ahí metido, no sólo en mi cuerpo, sino en mis pensamientos e incluso en mi personalidad. La obesidad no es un problema puramente físico, el sometimiento al que se ve uno ante la exigente sociedad que reclama una imagen prácticamente perfecta ha hecho de mi una persona horriblemente insegura. Y digo horrible porque la inseguridad ha creado en mi un problema muy hondo que recala incluso en mis amistades y estudios, y cuando veo que muchas cosas en mi vida fallan me veo fea y horrible, por fuera y por dentro.

Aquellos que nunca hayan tenido problemas de peso pensarán que estoy medio loca y que soy una exagerada, pero os aseguro que cuando has ido a 4 ó 5 tiendas y no has logrado meterte uno solo de los pantalones que te han mostrado llegas a pensar que eres algo, no una persona, algo que pulula oxidado entre las personas delgadas y bellas. He intentado combatir muchas veces esta sensación y jamás he logrado derribar a mi baja autoestima. Es por eso que me decidí a, nuevamente, empezar una dieta, porque aunque esté tan poco convencida de mí misma aún tengo esperanzas, sé que soy joven y que no puedo desaprovechar el tiempo que tengo ahora mismo, quiero sentirme bella, hermosa y deseada, quiero subir mi aprecio a mí misma de cualquiera de las maneras porque es la única solución que encuentro para mejorar como persona.

¿Y vosotros? ¿Cómo os sentís?

Ahí dejo la pregunta, aunque probablemente nadie la lea. En fin, para terminar la entrada sólo me queda decir que mañana voy a la dietética, estoy segura de que he logrado perder peso, sólo espero haber llegado a los 93 kg. ¡Deseadme suerte!


1 comentario:

  1. Hola! te entiendo perfectamente porque exactamente así me siento. Cree mi blog como apoyo para realizar mi dieta y que no sea otro fracaso.
    ¿que como me siento? ...una “cosa” que no encaja en este mundo de personas delgadas...pero me canse de eso y pienso cumplir con mi meta!
    En esta carrera el apoyo es importante y se que lograremos nuestros objetivos! :D
    Un abrazo!

    ResponderEliminar